Menu Close

La «magia» de la educación

Cuando Pedro Mezonzo, el obispo de Santiago de Compostela en el año 1000, mandó reconstruir el templo de la ciudad destruido por el rey Almanzor, soñó con un espacio bello y grande que ofrecer a los peregrinos que comenzaban a afluir numerosos a la capital gallega. Su sueño comenzó a materializarse en el 1003. Pero nunca llegó a ver acabado el templo románico inaugurado en el 1075, ni las ampliaciones del arzobispo Gelmírez en el siglo XII, época en la que se terminó el Pórtico de la Gloria. Y ni Pedro Mezonzo ni Diego Gelmírez llegaron a ver las magníficas torres del siglo XIV, ni la decoración barroca del interior del siglo XVII, ni la fachada del Obradoiro, terminada de construir en 1750. Pero a pesar de que sabían que no conocerían el resultado final, aquellos obispos pusieron en marcha su sueño con firmeza, miradas de artistas aportaron su arte a lo largo de los años, decenas de arquitectos trabajaron en diversas épocas, artesanos y canteros trabajaron durante siglos, con plena pasión, para que una obra que comenzó antes del año 1000 pudiese terminarse en 1750. Unos lo soñaron y empezaron a trabajar con pasión. Y, por ese sueño, lo que no existía, comenzó a existir y hoy nos asombra a todos.Sigue leyendo

Enraizados en la realidad y el espíritu

Sin la transformación de los profesores en educadores y en activistas espirituales y sociales no se puede hacer nada.

Dejarse afectar por la realidad de nuestro mundo, enraizarse en los acontecimientos que generan sufrimiento socio-económico, esperanzarse con las transformaciones sociales y con el nuevo activismo ecologista de los jóvenes, tener en el centro de vida un arraigo espiritual. Estas cuatro actitudes profundas son esenciales para que quienes nos dedicamos a la educación seamos capaces de creernos de verdad que nuestra misión va mucho más allá de la enseñanza.Sigue leyendo

Profesores embajadores de la marca de la escuela 

Me dedico al branding escolar, es decir, a la gestión de la marca de las escuelas. Que hable de la escuela como marca no genera entusiasmo entre el profesorado. Lo sé, he sido profesor 30 años. La dirección –como vive preocupada por la imperiosa necesidad de captación de alumnos– lo ve quizá un mal menor.

En realidad, comprender qué es marca brinda a la escuela la oportunidad de comunicar su identidad de un modo extraordinario y de conectar emotivamente con cada familia.Sigue leyendo

Maestro de los maestros

“Los grandes maestros los encuentras en cualquier sitio”, dice el escrito Albert Espinosa al referirse a una mujer excepcional que, en las noches de hospital en su adolescencia, le enseñó a no perder la capacidad de lucha y la ilusión. En definitiva, le enseñó a “leer” lo que vivía en aquel momento de una manera nueva, creativa y esperanzada, incluso en una lección tan incomprensible como la del cáncer en los niños.Sigue leyendo

Entradas siguientes
Entradas antiguas