Menu Close

25 años de una convicción

En 1995, un grupo de personas apasionadas por el deporte escolar decidió crear, al amparo de la Ley Orgánica del Deporte de 1990, el ente de promoción deportiva Eusebio Millán para el Deporte Escolar (EMDE) con la finalidad de ofrecer, a las 100 entidades afiliadas al mismo y a aquellas que lo solicitasen ser en el futuro, unos campeonatos que promovieran valores entre sus participantes, pero de una forma efectiva y no efectista.

Decidieron llamarlo EMDE, porque Eusebio Millán fue el escolapio que introdujo el baloncesto en España al volver de sus misiones en Cuba, implicándose en el deporte escolar y utilizándolo como instrumento para la educación integral de los alumnos. Este hecho hizo que el nombre fuera ad hoc, pues los fundadores de la entidad y los directivos que luego les han sucedido, siempre han entendido el deporte como una herramienta indispensable para educar a las personas.Sigue leyendo

Hogares del siglo XXI, escuelas del siglo pasado

Ignacio acaba de estrenar su nuevo smartphone. Ignacio tiene 16 años, estudia su último año de la ESO y hasta entonces sus padres no le han permitido tener un teléfono propio. Tal vez porque eran conscientes de que semejante potencia de fuego en unas manos jóvenes, pero sobre todo en un cerebro en formación, podían ser un problema real antes que una ventaja. Teniendo en cuenta que la potencia del procesador que su teléfono inteligente alberga, compite con la de un equipo de sobremesa de hace muy pocos años.Sigue leyendo

Las tecnologías en el aula: retos & algunas certezas

¡Están aquí y no se van a marchar! Podríamos comenzar con esta frase la siguiente reflexión: estamos en la era de la transformación digital y esto nos lleva a vivir en un entorno de alta incertidumbre, el llamado entorno VUCA, y desde luego y como era esperable, la educación no puede quedar a un lado de esta realidad.

La introducción de las nuevas tecnologías ha despertado desde hace años grandes expectativas entre la comunidad educativa y como es de esperar, otro puñado de críticas. Desde hace ya años podemos ver en las aulas pizarras digitales, ordenadores, tabletas, impresoras 3D… que se están convirtiendo en herramientas escolares habituales, y no hay marcha atrás. La preocupación por el uso de las tecnologías no es nuevo. Ya en la época del conductismo, con Skinner a la cabeza, se implementaron herramientas digitales con el fin de inculcar competencias a través de módulos automatizados. Es decir, analizar cómo afecta la tecnología al aprendizaje siempre ha despertado un gran interés.Sigue leyendo

Ellos fueron mis profesores

Arturo Ruiz, Joan Campàs y Jordi Vallés forman parte de mi vida. No son familiares, ni amigos, pero fueron mis profesores, respectivamente, de Literatura, Historia del Arte y Matemáticas. A ellos y a unos cuántos más les debo buena parte de mi educación intelectual y sentimental. Y sin ellos, este escrito no existiría. El tiempo ha pasado, y aunque la curiosidad no desaparece, la realidad es que uno ya ejerce más de maestro que de alumno, ya sea en casa con los hijos o en el trabajo con los compañeros más jóvenes. Y es entonces cuando confirmas que la educación y la cultura son la piedra angular de esta sociedad nuestra que sobrevive en permanente desarrollo. Sin esa formación no hay valores, ni espíritu crítico, ni libertad.Sigue leyendo

Entradas antiguas