Menu Close

¿COMULGAR CON RUEDAS DE MOLINO?

Estoy leyendo una noticia en un diario de tirada nacional en la que dice: “El Gobierno aprobará antes del verano la `Ley Celaá´ sin el aval del Consejo de Estado”.

No deja de ser solo una noticia, y es interesante leer algo más que el titular, porque no parece que sea tan fácil y menos que se pueda hacer antes del verano… Pero me quedo con el último párrafo del artículo: “Fuentes jurídicas consultadas señalan que el informe del Consejo de Estado «no es preceptivo para la «Ley Celaá» pero que realmente el motivo que hay detrás de que una norma de estas características y de esta importancia no se consulta es el miedo a las objeciones del Consejo de Estado».Sigue leyendo

Ojalá lo consigas, Francisco

Como docente con más de 26 años de experiencia en aulas: con niños, jóvenes, adolescentes, padres y compañeros de claustro, confieso que me siento algo incrédula cuando se habla de pacto en educación. Ya llevo a mis espaldas muchos cambios: leyes, proyectos, innovaciones y novedades. Algunas nos han conducido hacia una adecuada reorientación, casi siempre muy parecida a lo que llevábamos años haciendo. Otras han sido, como se suele decir, el mismo vestido pero con otro nombre, y otras muchas más, sandeces que nos han acercado al precipicio. La palabra pacto me produce tirria, cierta pereza y hasta atragantamiento intelectual. Y no es porque no lo considere importante, que lo es, sino porque se han levantado pactos-castillos que han caído por su peso haciendo ruido y que para el docente, a pie de guerra, han tenido consecuencias desdichadas. He vivido pactos-movedizos, pactos-descabellados y fracturados, pactos-nostálgicos… y no sé cuántos me faltan aún por asumir. Entenderán entonces mi desencanto.Sigue leyendo

¿Estimulamos la curiosidad?

Érase una vez un parque verde y frondoso. Quien paseaba por allí sentía una sensación de paz y de tranquilidad inigualables. Era conocido como Parque de la Ventolera. Una niña de unos cinco añitos, muy inteligente y curiosa que frecuentaba a menudo el parque, preguntaba a su padre por qué lo denominaban así si nunca soplaba el viento por aquella zona… Su padre le decía que no tenía importancia, que era así porque era así…Sigue leyendo

Entradas antiguas